El impulso a tu talento emprendedor

Un programa para emprendedores del deporte... ¡Infórmate!

Formación online y presencial dirigida a preparar los mejores emprendedores del futuro

Aplicamos las metodologías más punteras del mundo en formación de emprendedores

«Emprender siempre tiene algo de riesgo, pero menos si lo haces acompañado»

Entrevista a Jordi Silvente

Jordi Silvente, presidente de Cowocat

El pasado mes de marzo el ICEB firmó un convenio de colaboración con la Associació Coworking de Catalunya (Cowocat) para promover conjuntamente el desarrollo del emprendimiento. El objetivo del acuerdo es que los emprendedores del ICEB tengan ventajas a la hora de utilizar los espacios asociados a Cowocat, y que los miembros de esta red de coworkings disfruten de condiciones preferentes en los programas de formación y consultoría que organiza el ICEB. El presidente de Cowocat es Jordi Silvente, que después de trabajar durante más de 20 años en la gestión de una cadena de supermercados, decidió emprender abriendo su propio centro de coworking y difundiendo el concepto de trabajo colaborativo. Asegura que el acuerdo con el ICEB es una gran oportunidad para abrir nuevos espacios de reflexión sobre emprendimiento e innovación.

¿Qué relación existe entre el emprendimiento y el concepto coworking?

Nosotros queremos trascender lo que es el espacio físico del coworking y poner en valor su concepto colaborativo, que está muy conectado con el emprendimiento. El trabajo de los emprendedores ha sido, tradicionalmente, muy solitario, y lo que planteamos desde el coworking es poder contribuir a proyectos viables, con fortaleza, apoyados en experiencias paralelas que ayuden a reducir los errores. Emprender siempre tiene algo de riesgo, puede salir bien o mal, pero cuando emprendes acompañado, dentro de un entorno en el que encuentras ayuda y apoyo, este riesgo es menor.

¿Qué tipo de apoyo prestáis a los coworkers?

Les ofrecemos, por encima de todo, oportunidades. No es lo mismo estar encerrado dentro de tu espacio de trabajo que estar en un entorno profesional en el que puedes establecer contactos, hacer que  tu trabajo sea visible sin tener que invertir en marketing… El coworking también te aporta una sensación de permanencia y de seguridad, trabajas con todas las prestaciones de una oficina y te identificas con un espacio, que es algo importante. A través de los coworkings también tienes una mayor capacidad de estar actualizado, de renovar conocimientos, y de tener imputs constantes de lo que está pasando en el mundo. Y, por último, creo que es una buena manera de conciliar la vida familiar y laboral: el coworking te ayuda a tener dos espacios separados pero bien integrados dentro de tu rutina diaria.  

Hablabas antes de reducir riesgos…

Sí, y de cómo gestionar la incertidumbre. Cuando empiezas, recibes muchos imputs y a menudo no son precisamente positivos. Hasta hace poco, por ejemplo, todavía se entendía que si no estás buscando un empleo fijo, no estás haciendo nada; o en el caso de los emprendedores, que hasta que no empiezas a facturar es como si no trabajases. Incluso la propia familia suele trasmitirte esa idea. El entorno que encuentras dentro de un coworking te ayuda a hacerte fuerte en esos momentos complicados y a encontrar soluciones.

¿Cuáles son las nuevas formas de coworking que están surgiendo?

Pues a partir del coworking surgen otros conceptos como cosharing, cohousing o coliving, que se basan fundamentalmente en compartir. Se trata de proporcionar un espacio profesional en el que también puedas vivir experiencias, a veces relacionadas con el ocio, otras con la formación, o simplemente con la convivencia. Por ejemplo, existen centros que te ofrecen la posibilidad de compatibilizar las vacaciones con un espacio de trabajo. O que apuestan por el concepto stage: un lugar en el que puedes alojarte durante un periodo de tiempo limitado para recibir una formación concreta o para desarrollar un proyecto colaborativo de manera intensiva.

También impulsáis el proyecto Cowocat Rural. ¿En qué consiste?

Se trata de ver cómo zonas no urbanas pueden utilizar su potencial a nivel de territorio para desarrollar proyectos empresariales. Y, sobre todo, cómo pueden retener talento. La intención es que personas que se iban a las ciudades y que ya no volvían porque allí encontraban más oportunidades encuentren en estas zonas rurales un entorno profesional donde poder desarrollar ese talento. En realidad, impulsamos un cambio de mentalidad: que los agentes locales de ocupación, en lugar de limitarse a cubrir una serie de empleos, se planteen colaborar con coworkers y emprendedores locales para desarrollar nuevos proyectos. Además, estos coworkings, repartidos por todo el territorio, están interconectados y comparten conocimiento y experiencias.

¿Cómo se orienta el coworking a la atracción de talento internacional?

El primer fenómeno del coworking en Barcelona, de hecho, lo sostenían básicamente personas de fuera, personas que llegaban a la ciudad con un trabajo deslocalizado y que venían aquí buscando una buena calidad de vida. Ahora, al cabo de los años, se ha creado un gran hub impulsado desde la administración para hacer de Barcelona un referente en el ámbito del emprendimiento y la inversión. Y ya no son solo los coworkings, sino que las incubadoras, las aceleradoras… están dinamizando este sector y lo están convirtiendo en un referente en Europa.

¿Qué importancia tiene la formación dentro del ámbito del coworking?

Mucha. Hace unos años nos dimos cuenta de que el coworking y la universidad eran mundos muy desconectados. Pero a raíz de una conferencia que hicimos en el BIZ, la UB decidió promover un coworking dentro de la facultad de Economía y Empresa. La idea es que los alumnos, durante su etapa universitaria, se familiaricen con el coworking, aprendan que una vez finalizados sus estudios existe la posibilidad de emprender, y que hay espacios que les facilitan esa salida laboral.

¿Cómo valoras el acuerdo de colaboración con el ICEB?

En el caso de ICEB nos interesó mucho el hecho de que ofrezca una propuesta educativa privada, ágil, abierta al mundo y que incluye actividades formativas flexibles, porque eso es lo que demanda el mundo del coworking. Creo que en el futuro no nos pagarán por lo que hemos aprendido sino por lo que sabemos hacer, por eso es importante que la formación esté muy conectada con las necesidades reales del mercado. El ICEB tiene un proyecto educativo transversal, muy afín al nuestro, y podemos colaborar en muchos campos.

Colaboradores

Enlaces de interés

Redes sociales

Contacto

ICEB

C/Balmes 191, 3-1
08006 Barcelona, España
Tel: +34 936 39 46 23
Email: moc.ude-beci@ofni

Education - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.